Desayunos a probar

3 alimentos que debes probar antes de morir

Una de las mejores cosas de viajar es conocer nuevos alimentos. Pero cuando hay tantos alimentos que probar, puede ser difícil saber por dónde empezar.

Para facilitarle la tarea de comer por todo el mundo, hemos reunido las 50 comidas más deliciosas que hay que comer en todo el planeta. 

Algunos son difíciles de pronunciar, y otros puede que no los haya oído nunca. Pero todos son populares en sus países de origen y nada menos que sorprendentes. Si tiene la oportunidad de probarlos en el camino, hágalo. Además si estas en México y quieres conocer nuevos platillos únicos puedes encontrar alsea cupones con grandes descuentos en Google.

1. Apfelstrudel

Estrudel de fresa

En Austria, el apfelstrudel (strudel de manzana) es un postre tradicional que se remonta al año 1600 en Viena. Hoy en día, es un toque cultural tan importante que en la Biblioteca Municipal de Viena se conserva una receta manuscrita de 1696 de este delicioso pastel.

Strudel significa “remolino” en alemán y describe el remolino de manzana y finas capas de pastelería que, según se dice, se inspiró en el baklava turco. Puede ver cómo se elabora el strudel antes de probarlo fresco mientras recorre el Café-Restaurante Residenz del Palacio de Schönbrunn en Viena.

Cómalo caliente o frío, con nata montada o sin ella. Pero sobre todo, ¡no te olvides de probarlo!

2. Arepas

El maíz ha sido durante mucho tiempo un alimento básico de los pueblos indígenas de América Latina, y en Venezuela y Colombia las calles están llenas de vendedores que ofrecen arepas.

Los yacimientos arqueológicos de Colombia demuestran que las arepas se remontan a 3.000 años, y los de Venezuela a 2.800 años.

Siglos de gente disfrutando de estas empanadas de harina de maíz no pueden estar equivocados. Suelen comerse con queso o cuajada (leche fermentada) y pueden convertirse en bocadillos rellenos de pollo o carne. Esto es comida callejera en su máxima expresión.

3. Té Boba

Té con bolitas

También conocido como té de perlas o de tapioca, los taiwaneses suelen beber té Boba (té de burbujas). Se trata de bolas de tapioca negras y masticables que se introducen en el té, se mezclan con leche y se agitan para crear una gruesa capa de espuma (burbujas), como si fuera un batido: ¡no se llama así por las bolas!

La bebida se creó en Taiwán en la década de 1980 y desde entonces se ha hecho tan popular como el café y los refrescos en otras partes del mundo. Las versiones que utilizan azúcar, fruta y jarabes aromatizados pueden crear prácticamente cualquier sabor imaginable.

4. Bryndzove Halusky (Extra)

El bryndzove halusky, plato nacional de Eslovaquia, es un plato abundante de patatas. Al igual que los estadounidenses adoran las patatas asadas con tocino, queso y crema agria, los eslovacos cubren su plato con tocino, crema y queso.

Las albóndigas se hierven y son similares a los ñoquis italianos. Disfrute de este plato con un vaso de Zincica, un subproducto de la leche de oveja del queso bryndza.